¡Vamos a pisar charcos!

¿Cuántas veces deseaste pisar charcos de pequeño? ¿Cuántas veces te dejaron hacerlo? Y pensaste, cuando sea más grande y no tenga que pedir permiso a nadie o no esté mal visto, lo haré por mi cuenta. ¿Cuántas veces deseaste pisar charcos de adulto? ¿Cuántas veces lo has hecho? Tal vez ya no lo deseabas tanto. Los cánones…